logo

Tras los incendios producidos en la provincia de Córdoba, se generó en la Facultad de Agronomía y Veterinaria una comisión, para ayudar a productores que están teniendo diferentes necesidades, integrada por docentes y graduados de esta Unidad Académica. En este sentido se envió a Capilla del Monte el pasado 1 de septiembre un vehículo cargado con donaciones recibidas desde distintos puntos de la ciudad de Río Cuarto y de la localidad de Almafuerte, que fueron destinadas a solucionar algunas necesidades de los sectores agropecuarios afectados por los incendios. Muchas de estas colectas fueron impulsadas por docentes, estudiantes y graduados de nuestra Unidad Académica.

Sofía Pedraza, la directora de Ambiente de la Municipalidad de Capilla del Monte destacó: “Realmente la ayuda que hemos recibido para los afectados por el incendio es inmensa, la gratitud de la gente es increíble. Poder aportar nuestro granito de arena a semejante desgracia que han vivido es importantísimo para que se sientan acompañados, que sepan que pueden salir adelante y cuentan con el apoyo de toda la sociedad”.

Comentó que desde un principio la Dirección de Ambiente coordinó los recursos disponibles para asistir a todos los productores. Se reunieron con la ONG “Hola Picho”, que se encargó de las donaciones; un grupo de veterinarios voluntarios que colabora con asistencia médica veterinaria; como también la policía ambiental y defensa civil para la logística, traslado de alimentos y seguridad de los civiles que los acompañaban, ya que hubo días con peligro por fuego activo.

Dijo que se han recibido donaciones de la ciudad de Río Cuarto y Almafuerte a través de la FAV y UNRC Cuarto, de localidades como Río Primero, Laguna Larga, Berrotarán, Soto, Pilar, Oncativo, Río Segundo, Carlos Paz, Córdoba, Río Tercero, Calamuchita, Tercero Arriba. “Estamos profundamente agradecidos ya que gracias a ellos cubrimos las necesidades desde el día 1 del incendio y continuamos asistiendo día a día”, expresó.

Además, señaló que desde “el Ministerio de Agricultura y Ganadería de Córdoba se asistió a productores con alimento balanceado, para lo cual aportamos nuestro relevamiento al listado de productores afectados”.

En cuanto al efecto de los incendios, Pedraza indicó: “Aún se está trabajando en dimensionar las consecuencias de estos incendios, hay varias líneas de trabajo: asistencia a familias que se les quemó la casa, asistencia y relevamiento de productores afectados con sus animales, evaluación de cuencas hídricas y contaminación de agua por cenizas, reforestación, asistencia a fauna silvestre y evaluación de impacto de fauna y flora autóctona”.

Detalló que la mayoría de los productores puso al resguardo sus vacas y caballos, protegiéndolos del fuego. Hay pocos casos en los que tuvimos que dar asistencia médica veterinaria por ejemplo unos terneros un poco quemados en las patas, partos, etc. “La mayor necesidad inmediata tras el incendio es la asistencia en alimentos para el ganado, ya que les quedan al menos 4 o 5 meses por afrontar hasta el rebrote de pasturas y buenas condiciones de pastoreo”.

Según precisó: “Nosotros principalmente asistimos a la ruta 17 y Charbonier asiste Escobas y Copacabana. Sin embargo, la asistencia es para todos los que necesiten, tanto de alimento como de asistencia veterinaria. Hemos registrado la ayuda de casi 50 pequeños productores con un total de 2500 cabezas aproximadamente. Son 29.500 hectáreas afectadas por el incendio entre los departamentos Ischilin y Punilla”.

EL APORTE SOLIDARIO DE LA LOCALIDAD DE ALMAFUERTE

En esta experiencia solidaria, la Facultad de Agronomía y Veterinaria estuvo trabajando a la par con la comunidad de Almafuerte. La iniciativa de apoyo surge de la estudiante de veterinaria Florencia Angeleri Azategui de la UNRC y su familia que desde esta localidad organizaron una importante colecta.

“Charlando con mi mamá sobre la situación de los animales de las sierras, nosotros tenemos campos y nos imaginamos en esa situación, la de tener que cortar alambres para que los animales escapen del fuego, el tener que reunirlos después que pasa todo sin tener un lugar para brindarles; además que el pasto tarda en recomponerse y se hace cuesta arriba para todos”, relató Florencia.

“En este sentido la idea fue poder ayudar a los productores y animales que están viviendo esta situación. Averiguamos quienes estaban organizando colectas y cómo hacer para enviarlas a las sierras, nos pusimos en contacto de quienes estaban haciendo recolección en Río Cuarto y a partir de allí organizar cómo podían pasar a buscar las donaciones por el pueblo”, señaló Florencia.

Y agregó: “Debido a la situación que estamos viviendo todos por la pandemia, para que el camión pudiera entrar a hacer la recolección de lo donado, nos comunicamos con el intendente del pueblo y los oficiales de tránsito, de quienes recibimos la autorización correspondiente para el ingreso a la localidad y las felicitaciones por nuestra gestión. Nos llena el corazón ver el gran movimiento que hay detrás de todo, la cantidad de personas movilizándose por una causa tan noble”, destacó la estudiante de la FAV.

 

Desde el 18 al 28 de agosto se desarrolló el XXVIII Congreso de Aapresid en forma virtual. En este marco el profesor Raúl Crespi, docente de la FAV, disertó sobre “Evaluación de la biomasa para su transformación eléctrica en Río Cuarto -Córdoba”.

El docente comentó que fue invitado a participar de este encuentro sobre un tema de bioelectricidad. “La actividad se desarrolló en forma virtual con total normalidad y superando las expectativas que tenía. La exposición fue de 20 minutos y seguidamente se realizó una ronda de preguntas que duró aproximadamente 40 min. Esto demostró el interés sobre un tema específico que sería interesante introducir en nuestro país y que esta teniendo tanta relevancia a nivel internacional”, expresó.

Sobre la temática, el docente explicó: “El planteo básico consistió en la introducción de un nuevo paradigma en lo que hace a la reducción del exceso de rastrojo del cultivo de maíz que actualmente deja el agricultor en los lotes después de la cosecha y su reutilización como vector energético para cubrir la demanda eléctrica residencial y total de la ciudad de Río Cuarto. Todo esto enmarcado en la sustentabilidad del sistema y en total interacción con el concepto moderno, productivista y eficiente de la economía circular”. En cuanto a representar a la Universidad y la Facultad en este congreso, el profesor destacó: “Soy egresado de la UNRC y toda mi vida profesional como docente, investigador y extensionista, la he desarrollado en esta casa de altos estudios, por lo cual me siento orgulloso cada vez que hablo en nombre de la Universidad en general y de la Facultad de Agronomía y Veterinaria en particular”.

Precisó que en este trabajo “se ha evaluado la biomasa, considerada como uno de los mejores recursos dentro de las renovables, porque además de lo planteado, es la más segura, la más confiable y está distribuida universalmente, puede ser escalable entre 5 KW (Kilovatios) y 50 MW (megavatios) de potencia nominal, permitiendo la generación distribuida y la creación de miles de puestos de trabajo genuinos, entre otras de sus ventajas adicionales. Para conducir esta experiencia, durante un período de 53 años (1960-2012) se estudió el comportamiento de los principales cultivos extensivos en el departamento Río Cuarto seleccionando los seis principales: maní, soja, sorgo, trigo, maíz y girasol y de cada uno de ellos, se analizó la superficie sembrada, la superficie cosechada, el rendimiento y la producción”.

Según destacó el profesor Crespi, remarcar la importancia que tiene trabajar en el marco de la sustentabilidad del sistema –independientemente del tema que se trate-, pues la práctica actual en la mayor parte este país del ‘use y tire’, ‘use y tire’, no tiene ningún futuro cuando se aspira a un mundo desarrollado, pues hay que abandonar definitivamente el camino lineal para pasar a ser cíclico y esto es lo que se enfatizó en muchos trabajos de este Congreso de Aapresid 2020 a través de la concepción de la economía circular.
“Hoy se sabe que la matriz energética mundial está dominada en 85 % por tres combustibles fósiles que son el petróleo, el carbón mineral y el gas natural y que son los responsables de las emisiones de gases de efecto invernadero que tanto perjuicio causan a la humanidad en general y a las producciones agrícolas en particular, manifestada a través del fenómeno del cambio climático. 

En tal sentido, se trata de revertir este comportamiento con la introducción de energías renovables a la matriz energética y eléctrica nacional, como son la solar, la eólica, la hidráulica y la biomasa, que además de ser no convencionales, son energías limpias o no contaminantes del ambiente”, señaló el docente.

Este lunes 24 de agosto se desarrolló un Workshop Online sobre “Capacidades Tecnológicas en Investigaciones de Microscopía Electrónica en Argentina”. En la oportunidad la doctora Andrea Cristofolini presentó el Área de Microscopia Electrónica de la FAV-UNRC como único laboratorio de la Facultad adherido al Sistema Nacional de Microscopía, del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Argentina.

Sobre la experiencia de representar a la Facultad la doctora Cristofolini expresó: “Ha sido muy satisfactorio poder dar a conocer en un ámbito de pares las actividades que realizamos desde el Área de Microscopía Electrónica, ha sido enriquecedor y ciertamente fortalece los lazos que venimos generando con otros centros e institutos nacionales”.

Comentó que “a través de las gestiones realizadas por la responsable del Área de Microscopía Electrónica, la doctora Cecilia Merkis, adherimos al Sistema Nacional de Microscopía en el año 2009. Esta adhesión se realizó en el marco del relevamiento de grandes instrumentales, por parte del Ministerio de Ciencia Tecnología e Innovación Argentina, a través del cual quedamos registrados junto a otros centros de microscopía electrónica del país que cuentan con las capacidades tecnológicas y recursos humanos necesarios para esta adhesión. De modo tal que representar a nuestra Facultad en este tipo de reuniones científicas, nos permite destacar la presencia institucional en un marco científico nacional”.

UN ESPACIO ACADÉMICO, DE INVESTIGACIÓN, EXTENSIÓN Y SERVICIOS DE LA FAV

En lo que respecta a la docencia de grado, en el Área de Microscopia Electrónica de la FAV-UNRC la profesora Cristofolini precisó que se dicta y colabora en varias asignaturas de grado del ciclo básico y del superior de la carrera de Medicina Veterinaria entre ellas: Microbiología (3070), Técnicas histoquímicas aplicadas a la Medicina Veterinaria (4338) y Enfermedades transmisibles y tóxicas de los pequeños animales (3092). En las carreras de Técnico de Laboratorio y Microbiología: Técnicas parasitológicas (2152) y Parasitología (2114). En cuanto a la docencia de posgrado anualmente se dictan cursos relacionados a las actividades desarrolladas en el Área (microscopia electrónica de transmisión, inmunohistoquímica, lectinhistoquímica, análisis digital de imágenes).

Además, destacó que el área ofrece el desarrollo de las técnicas estándares de microscopía electrónica de transmisión (MET), de la Microscopia Óptica de Alta Resolución (MOAR), y los servicios de adquisición, análisis digital y morfometría de imágenes ópticas y análisis estadístico de variables morfométricas.

“Dentro de la actividad de extensión que realizamos en el área, desde 2012 venimos dictando los “Talleres de enseñanza de las ciencias biológicas con el nivel medio”, en conjunto con docentes de las cátedras de Histología, de Morfología Vegetal y de la Sec. de Extensión-FAV, con el objetivo de estimular vocaciones hacia carreras de grado de nuestra Facultad”, indicó la doctora Cristofolini.

Y destacó: “Hemos sido convocados como asesores y evaluadores en la Feria de Ciencias de la provincia de Córdoba. En 2019 fuimos seleccionados para formar parte del Catálogo Argentina-INNOVAR 2019 con el diseño de nuestra página web “microscopio virtual”, como una herramienta innovadora para el mejoramiento de la enseñanza de grado y complementaria el uso del microscopio óptico convencional durante las actividades prácticas”.

Por su parte, en lo inherente a la investigación la doctora Cristofolini señaló: “Desarrollamos nuestras propias líneas referidas al estudio del microambiente uterino-placentario en especies de interés pecuario y al estudio ultraestructural de bioadsorbentes relacionados a la biotecnología alimentaria, como también colaboramos con otros equipos de investigación de la UNRC y de otras UUNN”. 

Gracias a la virtualidad se concretaron las novenas jornadas de ciencias agropecuarias que fueron organizadas por la Facultad de Agronomía y Veterinaria de la Universidad Nacional de Río cuarto con el apoyo de los colegios profesionales de Ingenieros Agrónomos y Médicos Veterinarios de la provincia. La comisión organizadora de la actividad estuvo integrada por la Secretaría de Extensión y Servicios y la Dirección de graduados de la FAV, docentes representantes de todos los Departamentos de la Facultad y graduados del medio.
En la inauguración de las jornadas la directora de Graduados de la FAV, profesora Erika Sticotti expresó: “Esta actividad se viene haciendo hace 9 años y este año con la pandemia que nos ha atravesado a todos no quisimos dejar de conectarnos con nuestros graduados que es el principal objetivo de las jornadas”.
En representación de la Universidad Nacional de Río Cuarto hizo uso de la palabra el secretario general, profesor Enrique Bérgamo. Dijo que “no es menos hacer las jornadas en este contexto qué puede tener a todo el mundo estresado, para que el mundo no estaba preparado, pero las universidades argentinas y la UNRC son motivo de orgullo porque siguen trabajando, enseñando, vinculándose y dando respuestas hoy. Por eso la prueba que la organización de estas novenas jornadas de manera virtual no sólo es continuar con una tradición, sino con una responsabilidad que es la de vincularnos con las organizaciones que representan a nuestros graduados, estudiantes, representantes del sector agropecuario y están muy bien plasmadas las temáticas de las 8 mesas que podrán elegir los asistentes”.
El profesor Bérgamo agradeció a la gente que participó de la organización, a los disertantes, que muchos son docentes y se han dado un lugar participar, considerando que la tarea docente está llevando mucho tiempo y se está trabajando con mucha seriedad, aún con las dificultades de trabajar con la virtualidad.
“Le damos la más cordial bienvenida en nombre de la Universidad, aunque no estemos físicamente ahí, estamos en nuestra casa. El año que viene cumplimos 50 años, ojalá podamos estar celebrando con una jornada de las ciencias agropecuarias presencial y con los fantásticos asados que organiza la Facultad para estos eventos”, destacó el secretario general.
A su turno, el decano de la Facultad, profesor Sergio González, consideró: “Cuando cerramos el año 2019 en el festejo tradicional de la Facultad planteaba que el 2020 que iba a ser un año complicado, desde el punto de vista económico. Sin embargo, se presentó mucho más complejo, no sólo por la situación económica, sino también por la situación epidemiológica que estamos atravesando”. Según indicó: “Siempre aparecen oportunidades como la posibilidad de que estamos reunidos, que hace 15 o 20 años atrás por cuestiones tecnológicas no lo hubiéramos podido hacer estaríamos prácticamente paralizados en todo tipo de actividades académicas”.
En cuanto a la pandemia, el profesor González señaló: “En los últimos días de marzo se tuvo que salir de las aulas e irnos a nuestras casas empezar a aprender y transitar un camino con muchas complicaciones. En aquella oportunidad nos propusimos no quedar paralizados, seguir avanzando y dándole mayor importancia a que los estudiantes pudieran seguir cursando las asignaturas. Esto nos demandó mucho trabajo organizacional de capacitación de la gente, de formación acerca de cuestiones tecnológicas que nos permitieran seguir avanzando en lo académico”.
Haciendo un balance de la actividad académica, el decano consideró: “Hoy estamos a cierre de la mitad de año y estamos muy orgullosos de poder haber dictado prácticamente todas las materias del primer cuatrimestre y organizándonos para el dictado de las asignaturas del segundo. Esta situación no es menor logramos que los estudiantes no se retrasen, que no pierdan el año y quiénes estuvieron cerca de la terminalidad pudieran hacer sus últimos exámenes y posibilitar su graduación. Además valoro la posibilidad de dictar charlas online”.
 
LA PARTICIPACIÓN DE LOS COLEGIOS
El presidente del Colegio de Ingenieros Agrónomos de la provincia, Daniel Cavalín, expresó su agradecimiento por la invitación a participar en estas jornadas. “Felicito y saludo a todos los que se han puesto al hombro y en estas circunstancias complejas vienen a poner en valor las profesiones de medicina veterinaria como ingeniería agronómica que fueron declaradas en el marco de esta pandemia como actividades esenciales. Porque no son poca cosa el tener a su cargo la salud animal, la inocuidad de los alimentos, la conservación de los recursos naturales y para esto es imprescindible estar permanentemente capacitándose. El proceso de formación permanente es un activo importante que tiene la Facultad de Agronomía y Veterinaria”, precisó.
Por su parte el presidente del Colegio de Médicos Veterinarios de la provincia, Diego Morini expresó: “Muchas gracias por la invitación es el cuarto año que estoy presente. Siempre hemos apoyado esta jornada de ciencias agropecuarias en Río Cuarto y no podemos faltar este año. A los organizadores, a toda la Facultad, a la Universidad y a los directivos felicitarlos con letras mayúsculas”.
Para el Méd. Vet. Morini: “Estamos en una época muy difícil la cual sabemos que vamos a salir de la mano de los ingenieros agrónomos y de los médicos veterinarios, como de todas las profesiones, pero sabemos que lo que se viene en el futuro va a ser la demanda de alimentos”. Y añadió: “Yo digo como argentino de estar preparando el país para las exportaciones y ahora lo que va a venir es un desafío muy grande que tenemos que estar a la altura de las circunstancias, no solamente es producir alimentos sino producir alimentos de calidad y cantidad suficiente”.
Posteriormente a la inauguración del encuentro, se desarrollaron 8 conferencias simultáneas sobre los siguientes temas: Grandes Animales, Pequeños Animales, Salud Pública, Producción Animal, Reproducción Animal, Agroecología, Horticultura, Bioeconomía.