logo

El doctor Jorge Hart, Jefe del Plan Nacional de control y erradicación de la brucelosis bovina de Senasa dictó en el Aula Magna una charla sobre la temática y un curso de acreditación sobre Brucelosis bovina. Estas actividades fueron organizadas por el Grupo de Sanidad de los Rumiantes de la Facultad de Agronomía y Veterinaria de la Universidad Nacional de Río Cuarto.

“Venimos a presentar el nuevo Plan Nacional de control y erradicación de la brucelosis bovina (Resolución de Senasa Nº 67/19). Estamos planteando una nueva estrategia y por eso necesitamos hacer difusión con estas reuniones”, destacó el doctor Hart.

Según explicó, se trabajó con un esquema de certificación de predios libres desde hace varios años, los que han tenido un estancamiento y por eso fue necesario plantear una nueva estrategia, que se está implementando, de proponer una búsqueda de establecimientos infectados y en el proceso encontrar los establecimientos libres. Para esto se está evaluando de forma obligatoria el status sanitario de los mismos.

“Con un único diagnóstico, si da negativo ya se pueden clasificar como establecimientos libres, por otro lado los que se encuentren como positivos deben empezar con un plan de saneamiento con su veterinario acreditado y las pruebas en laboratorios de red”, agregó.

Dijo además que “la labor que tienen los establecimientos en elaborar su status es un proceso que dura dos años, pero el plan global está planteado en una etapa que dura 4 o 5 años y después volver a reevaluar con ese nuevo mapa de brucelosis que vamos a tener luego de este proceso, reencarar algunas acciones para ir viendo hacia donde van a ir los saneamientos, hacia dónde llegamos”.

En cuanto a la actualidad de la enfermedad a nivel país el doctor Hart consideró: “Tenemos como provincia libre a Tierra del Fuego, pero en el resto del país algunos establecimientos presentan ciertos grado de infección. Hay una prevalencia animal de alrededor del 1% y en establecimientos del 12%. No hay identificada alguna provincia que tenga diferencias, todas están enmarcadas en un mismo proceso.

El Campo de docencia y experimentación “Pozo del Carril” fue el escenario de la Segunda Jornada Técnica de la Facultad de Agronomía y Veterinaria, denominada “Producción Agropecuaria en la llanura ondulada”. El encuentro contó con más de 200 asistentes.

Esta actividad fue organizada por el Decanato y la Secretaría de Extensión y Servicios de la FAV, como también la participación del Ministerio de Agricultura y Ganadería de Córdoba. Se contó además con el auspicio de empresas como: Mainero, ACA, Agseed, Brevan, Nidera y Rizobacter.

“Esta jornada empezamos a pensarla en el año 2017 como una necesidad que tenemos desde la Facultad de mostrar avances en investigación, nuestras propuestas de trabajo en los sistemas agropecuarios; como una manera de poder presentar las actividades que realiza la institución a los productores de la región, a técnicos que están involucrados laboralmente en el territorio, a estudiantes y docentes. El año pasado se efectuaron las Primeras jornadas en marzo de 2018”, comentó el decano Sergio González.

Según subrayó: “Las expectativas es siempre poder contar con la mayor cantidad de productores y técnicos, en esta oportunidad también con una fuerte presencia de estudiantes de años avanzados de la carrera de agronomía”.

La secretaria técnica de la FAV, Prof. Viviana Reynoso, valoró la realización de este encuentro y agradeció  a quienes colaboraron para su concreción. “Es una jornada llevada adelante por la Facultad con el apoyo de la UNRC, junto al Ministerio de Agricultura y Ganadería de la provincia de Córdoba, con diferentes comisiones de trabajo, una logística importante porque se realiza en el campo”, señaló.

Consideró que desde la institución se está pensando en una tercera jornada para el año próximo. “La idea es mostrar las producciones animales además de la actividad agrícola”.

Presentaciones en el marco de las jornadas

Desde el Ministerio de Agricultura y Ganadería de la provincia, la Ing. Cecilia Márquez explicó: “Venimos a aportar dos programas que está llevando adelante la provincia que son las Buenas Prácticas Agropecuarias y el Plan Provincial Agroforestal. El Ministerio trabaja permanentemente en conjunto con la Universidad, ya sea través de las mesa de Buenas Prácticas Agropecuarias, el Consejo de Conservación de Suelos, la mesa para el Corredor Chocancharava, son todos espacios en donde articulamos acciones, sumado a jornadas y eventos que realizamos en forma conjunta, ya que creemos que es la mejor forma para el funcionamiento pleno de las instituciones”.

Sobre el Programa de Buenas Prácticas Agropecuarias precisó: “Es inédito, somos la única provincia del país que está con esta política, de incentivo y de promoción, desde la agricultura familiar hasta los productores extensivos, ganaderos. Este año a través de un decreto del gobernador se aumentó un 30% llegando a los 130 millones de pesos que se otorgan a los productores que han podido ir validando su práctica agropecuaria en el programa”.

En cuanto al Plan Forestal, dijo que la legislación determina que todo propietario debe forestar entre un 2 a 5 % su superficie en un plazo de 10 años.

Por su parte la secretaria de Ciencia y Tecnología de la FAV, Prof. Carmen Cholaky, presentó 25 años de ensayos desarrollados en la llanura ondulada. En tal sentido destacó: “En estas jornadas hablamos de los resultados obtenidos a partir de una investigación de un ensayo de larga duración que comenzó en el año 1994 hasta la fecha”.

 

Y agregó: “Básicamente el ensayo consiste en probar rotaciones o usos diferentes de la tierra, diferentes labranzas, manejos distintos en cuanto a los residuos de cosecha así como de la condición química del suelo, y recientemente  también la introducción de cultivo de cobertura dentro de la rotación agrícola”.

En la oportunidad las empresas privadas Mainero, ACA, Agseed, Brevan, Nidera y Rizobacter, que hacen su aporte de semillas para los ensayos en los campos de la Facultad de Agronomía y Veterinaria,  expusieron sus productos.

El Ing. Adriano Scalise, representante de Nidera, detalló que en su caso se están llevando adelante ensayos de maíz con dos densidades: 80 mil plantas y 50 mil plantas y se observa como es el comportamiento en general. “El vínculo entre lo privado y lo público es muy importante porque la mayoría de los técnicos que trabajamos en la parte comercial venimos de la Universidad y cuando nosotros necesitamos información es muy bueno que la Universidad sea la que la genere, al contar con más credibilidad”, expresó.

                                                       

Se llevó a cabo en la Universidad el primer Fericambio del año, que contó con significativa participación de asistentes y más de 50 feriantes que expusieron una importante variedad de productos. La actividad fue declarada de interés legislativo y comunitario por el Concejo Deliberante de la ciudad de Río Cuarto, Res. 854/19.

En el marco de una radio abierta, el decano de la FAV, Prof. Sergio González, destacó: “Este Fericambio ya es nuestro, es de toda la Universidad. Es una alegría que le da un color diferente a la cotidianeidad del trabajo en esta Casa de Estudios”.

A la vez que consideró: “Es una satisfacción muy grande para nosotros ser los anfitriones de la actividad, aquí en la Universidad se mueve un cuarto de la población de Río Cuarto y la gente se interesa en venir y ver, preguntar, consultar, comprar”.

Desde la Secretaría de Extensión, la Ing. Silvina Reboyras señaló: “Nos gusta mucho participar y desde comienzos de año vamos viendo y organizando los lugares donde se puede realizar el Fericambio. Siempre tratamos que se haga en la Universidad en esta época del año, en otoño y primavera, que las temperaturas son más propicias”.

Dijo que este evento se viene realizando desde hace muchos años y detrás hay mucha gente que participa coordinadamente como: el INTA, la Municipalidad, el Misterio de Agricultura de la provincia, la FAV-UNRC, instituciones que aportan recursos. Además los propios feriantes, que están organizados y forman parte activamente en las reuniones.

Para la Ing. Cecilia Márquez, representante del Misterio de Agricultura y Ganadería de la provincia: “Es una actividad muy gratificante porque resume el trabajo que venimos haciendo con los productores de Río Cuarto y la zona con los distintos programas que  dispone hoy la provincia a través del Ministerio, ese es el aporte que hacemos a esta feria que ya está totalmente instalada en la ciudad, que tiene su peso propio, hemos llegado a tener más de 60 productores”.

La Ing. Cecilia Márquez valoró el trabajo interinstitucional muy fuerte y articulado para  la organización del Fericambio. “Es un espacio que tiene su identidad propia, la gente lo espera y la Universidad es un lugar muy elegido por los feriantes por la concurrencia de público y movimiento permanente que tiene”, expresó.

Por su parte, la Ing. Laura Tamiozo, integrante de INTA y docente de la FAV, reflexionó que tras la edición número 12: “Fericambio está creciendo en la cantidad de feriantes de la agricultura familiar, al número de sus producciones, la diversidad de cada uno de los puestos y al intercambio que se genera, que es el corazón del Fericambio”.

Elizabet Gómez proviene de Cataluña, pero hace ya nueve años que vive en Río Cuarto. En este Fericambio presentó artesanías en madera como: tablas de asado, mates, trabajos torneados, entre otros. “Participamos de forma esporádica, hemos venido unas 3 o 4 veces y por suerte hemos tenido muy buena aceptación del producto que traemos”, indicó.

Con el objetivo de ayudar a los que menos tienen, la Facultad de Agronomía y Veterinaria concretó esta semana la cosecha de zapallos en el CAMDOCEX norte, participaron de la actividad graduados, docentes, no docentes y estudiantes. Por su parte este jueves 28 de marzo se finalizó la actividad con la entrega del producto a más de 20 instituciones de la ciudad de Río Cuarto.

Esta iniciativa, de producción agroecológica, fue impulsada por la Secretaría de Extensión y Servicios de la FAV y da continuidad a la chocleada solidaria que se realizó los primeros días del mes de marzo.

“La actividad viene acompañando a las chocleadas que se hacen desde algunos años en la FAV y la idea es darle provecho a una parte del campo que tenemos en la Facultad y con un fin solidario. Se cosecha maíz, sin la utilización de agroquímicos, para ser entregados en escuelas e instituciones y este año se le anexaron ancos, con una producción de 1000 kilos de zapallos”, señaló la Directora de graduados, Prof. Erika Sticotti.

Y agregó: “La ventaja del zapallo con respecto al choclo es que tiene una durabilidad mayor en el tiempo, entonces en los comedores se lo puede racionar y hacer más de una comida”.

La Prof. Sticotti valoró la participación de la comunidad de la FAV en esta iniciativa, que contó con la presencia de docentes, nodocentes, estudiantes y algunos graduados que se llegaron a ayudar tras enterarse por las redes sociales. “Fue una tarea concreta de una mañana, que se hizo en forma conjunta por un grupo que asistió de forma voluntaria, a quien agradecemos su colaboración”, destacó.