logo

Un grupo de 17 estudiantes de la Facultad realizan intercambios académicos en universidades extranjeras durante este cuatrimestre, por intermedio de diferentes Programas y Convenios de los cuales forma parte la FAV. Desde la UNRC salen un total de 26 estudiantes hacia diferentes países y más de la mitad son de las carreras de Ingeniería Agronómica y Medicina Veterinaria.

La Secretaría de Relaciones Interinstitucionales de la FAV agradeció a los Centros de Estudiantes por el compromiso que demostraron para colaborar en la difusión de las convocatorias como también la participación de los estudiantes que ya volvieron de intercambios en años anteriores.

Los estudiantes de la FAV que está realizando intercambios son: Sofía Micaela Esquenazi, Maite Corti Isgro y María Victoria Capaldi en Francia por el Programa ARFAGRI Veterinaria y CintiaTasca, en  Arequipa, Perú, por Criscos.

Por el Programa Marca Agronomía viajaron a Lavras, Brasil: Ailén Panza Arese y Agustín Moreno Pastore. Por el Programa Marca Veterinaria están en diferentes facultades de Brasil los estudiantes: Germán Navarro, Rocío Belén Gómez,  Bruno Tacchini y Mariel Auderut.

En tanto que viajarán a fines de agosto a México por el Convenio entre la FAV y la Universidad Autónoma de Chapingo los estudiantes de agronomía: Ignacio Grosso, Cristian Martínez, Francisco Tamargo; Lucas Rossetto Chavero, Santiago Magallanes, Alexis Genero y Eugenia Díaz Boldrini de veterinaria.

En cuanto a movilidades docentes, la Prof. María Valeria Coniglio está efectuando una actividad de intercambio por el programa MARCA Agronomía en la Universidad Juan Misael Saracho, en Tarija, Bolivia y el Prof. Andres Boatti estuvo en la Universidad Federal de Paraná, Brasil por MARCA Veterinaria. También fueron seleccionados los profesores Silvana Amín y Américo Degioanni para viajar a la Universidad Autónoma de Madrid y por el Programa PILA a México, respectivamente.

La Secretaría de Relaciones Interinstitucionales de la FAV también destacó la presencia de 9 estudiantes extranjeros en la Facultad, que cursarán durante este cuatrimestre. Ellos provienen de países como: Bolivia, Brasil, México y Francia.

43 estudiantes y tres docentes de la carrera de Medicina Veterinaria de la Facultad realizaron una nueva pasantía en la provincia de Misiones. La actividad se lleva a cabo en el marco de un convenio que tiene a Universidad con las organizaciones de productores, la Secretaria de Agricultura Familiar de la Nación, el SENASA y organismos gubernamentales de la provincia y es el 17º año que se hacen.

La Méd. Vet. Carolina Sturniolo señaló que fue “una experiencia excelente, como todos los años. Los chicos trabajaron una semana en las chacras de Misiones. Cada uno visitó entre 5 o 10 productores, dependiendo la zona. Por suerte pudimos compartir una semana muy linda con la vida de las familias, la vida de la chacra; trabajar para el diagnóstico de las enfermedades de brucelosis y tuberculosis. Ahora estamos procesando el material que se trajo de Misiones”.

Comentó además que cuando llegaron a la Universidad el grupo trabajó en el diagnóstico para la brucelosis, una prueba denominada BPA y en función de ese resultado se procede a hacer otras pruebas complementarias. En el caso tuberculosis se hizo el diagnóstico en la chacra.

Dijo que el resultado estará en aproximadamente unos 15 días posteriores al viaje. “Nosotros enviamos los informes con los resultados a las instituciones que organizan y acompañan y ellos después se los transmiten a los productores de las chacras", precisó.

Una experiencia cultural

El estudiante de veterinaria Francisco Becerra, que proviene de Colón, Buenos Aires y participó en esta edición expresó: “Para mí fue algo indescriptible, me enamoré de la provincia. Me encontré con una familia muy amable que me adoptó al primer día. Constantemente aprendimos de su cultura que es muy distinta a la nuestra, en cuanto a idioma, a lo agrícola, a lo ganadero. Me llevo un gran recuerdo que me dan ganas de vivir en la provincia”.

Sobre la experiencia destacó: “La idea es ayudar a la gente que tiene poco presupuesto para estos análisis, los pequeños productores que necesita el país”. Y agregó: “Me gustaría trabajar en eso lugares porque te llena el corazón ayudar a esta gente. La experiencia me sirvió para orientar mi futuro laboral”.

Por su parte, la estudiante Sofía Concha detalló que viajaron  a Misiones por una pasantía en la cual participan grupos interdisciplinarios para que esto se pueda concretar. Dijo que fue gracias a la colaboración de mucha gente, de técnicos y de las familias que los hospedaron que estuvieron asistiendo en lo que necesitaran en cada momento.

Además consideró: “A mí me encantó, aprendimos muchas cosas de la cultura de Misiones, es un modo de realizar algo práctico de lo que nosotros aprendemos constantemente  a llevarlo a cabo. El plus que tiene es que podemos ayudar a las personas de Misiones y gracias a la ley que salió con este proceso podemos declarar los campos libres de brucelosis. Entonces para nosotros es un gran logro porque es muy importante que las personas de las cuencas lecheras que realizan sus ferias puedan estar tranquilos que venden un producto inocuo”.

“Fue una experiencia realmente hermosa, fuimos a hacer sanidad en tuberculosis y brucelosis como se viene haciendo desde 17 años. Te llena de orgullo porque estábamos colaborando con personas que no tienen los recursos para establecerse como libres de esas enfermedades y es una práctica que te llena de satisfacción, de alegría, saber que podés aplicar todo lo que te brindó la Universidad ayudando a las personas”, indicó Sofía.

Aproximadamente 300 asistentes participaron el sábado 10 de agosto de las VIII Jornadas de las Ciencias Agropecuarias que se desarrollaron en el pabellón 4 del campus. La actividad estuvo orientada a graduados, docentes de la Facultad y estudiantes de las carreras de grado y postgrado.

Estas jornadas se realizaron con el objetivo de generar espacios de discusión sobre temas de actual impacto en la sociedad, la salud y la producción; ofrecer actualización en temas de relevancia; convocar a graduados de la FAV para la disertación de temas específicos vinculados a su desempeño laboral profesional.

Como también vincular a los graduados con los docentes y estudiantes de las carreras Medicina Veterinaria e Ingeniería Agronómica en un espacio de debate sobre temas de actualidad e intercambio de experiencias.

El decano de la FAV, Prof. Sergio González, destacó que este año se incluyó la modalidad de presentación de posters y valoró la participación. “Hubo alrededor de 50 trabajos presentados, no solamente de profesionales del medio sino también de docentes investigadores”.

En cuanto a los trabajos de casos estuvieron referidos a las diferentes temáticas de las Jornadas: agronomía, salud pública, pequeños animales, producción y clínica de grandes animales.

En las conferencias se contó con la participación de expositores externos: el Médico Veterinario Alejandro Paludi,  el Médico Veterinario Diego Miceli y Prof. Oscar Pintos todos de la UBA; la Médica Veterinaria Cecilia Olguin Perglione, egresada de la UNRC y de INTA Castelar; el Médico Veterinario Dr. Hernán Moscuzza y  la Médica Veterinaria Esp. Victoria Tambella de la Facultad de Ciencias Veterinarias, UN del Centro de la Prov. de Bs. As., Tandil; la Licenciada Anabella Mariani; el ingeniero agrónomo Rodolfo Bongiovanni de INTA Marcos Juárez y la ingeniera Cecilia Márquez del Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Provincia de Córdoba.

Asimismo participaron en las conferencias docentes de la FAV-UNRC: los ingenieros agrónomos Gabriel Espósito y Marcos Bongiovanni y el médico veterinario Aníbal Bessone.

De la comisión organizadora se destacó el trabajo cooperativo de graduados y docentes que estuvieron en cada detalle, uniendo esfuerzos para que la actividad se implementara con éxito. De hecho los disertantes externos expresaron su satisfacción y conformidad con el desarrollo del encuentro.

Además se agradeció a las diferentes empresas que colaboraron con donaciones para estas Jornadas de Ciencias Agropecuarias y a las diferentes áreas de la Universidad que hicieron posible la concreción de las mismas.

Este miércoles 7 de agosto quedó inaugurado un nuevo Depósito de Sustancias Inflamables de la FAV que está ubicado en el nuevo edificio, sector sur de la Facultad, detrás del Departamento Anatomía Animal.

En la oportunidad se contó con la presencia del Secretario de Trabajo de la UNRC, Prof. Jorge Martínez; el Secretario de Coordinación Técnica y de Servicios Juan Carlos Amatti; el decano de la FAV, Prof. Sergio González; el vicedecano, Prof. Guillermo Bernardes; la Secretaría Técnica, Prof. Viviana Reynoso y el Secretario de Higiene y Seguridad, Prof. Hernán Di Santo. También participaron docentes y nodocentes de esta Unidad Académica.

Al ser entrevistado el decano de la FAV señaló: “Es un paso importante en lo que es no solamente crecimiento sino también desarrollo de las cuestiones que tienen que ver con Higiene y Seguridad de la Facultad y de la propia Universidad”.

Según destacó: “Siempre he pensado que la política en desarrollo de higiene y seguridad deben trascender las conducciones, debería formar parte de cualquier conducción de la Universidad y de las Facultades. Estas cuestiones deben ser constantemente revisadas, tenidas en cuenta para mejorar, para darle mejores condiciones de trabajo a los que de alguna manera transitamos la institución”.

Y agregó: “Recordaba antes de llegar a este acto tener en los laboratorios importantes cantidades de productos inflamables y peligrosos en mesadas y estanterías sin ningún esquema de protección ante posibles accidentes y el consecuente riesgo de las personas de trabajar en esas condiciones”.

Por su parte, el Secretario de Trabajo de la UNRC explicó: “Es un depósito para inflamables para la Facultad de Agronomía y Veterinaria en la Universidad y esta necesidad se fundamentó a partir de un estudio en relación a la temática. Unas de las cuestiones problemáticas que encontramos en el recorrido que hacemos de todas las facultades es que había muchos lugares, especialmente las tecnológicas en las cuales se almacenaban inflamables de manera inadecuada y se decidió trabajar en obras de infraestructura básica que contemplara la situación”.

Comentó que para financiar esta obra se juntaron las tres facultades tecnológicas: Exactas, Ingeniería y Agronomía y Veterinaria; la Secretaría de Trabajo y la Secretaría de Coordinación Técnica y Servicios de la UNRC y se hizo un fondo común. “Nos planteamos como objetivo financiar una obra por cada una de las facultades y las secretarías y hacer un aporte desde todos los lugares para solucionar la problemática”, expresó.

El Prof. Hernán Di Santo señaló que el nuevo depósito permitirá un almacenamiento de 1000 litros de sustancias químicas inflamables, contando con las condiciones según la normativa vigente en materia de higiene y seguridad. En estas condiciones se mencionan: ventilación adecuada para evitar la acumulación de gases inflamables, instalación eléctrica anti explosiva, detectores de incendio y alarma, extintores de incendios automáticos, elementos de actuación ante posibles derrames, panel fusible, paredes de resistencia al fuego, ducha de emergencia, entre otras.